La historia del Encinar del Alberche Imprimir E-mail

 

Entrada a la UrbanizaciónEn los años 70 se luchaba todavía por mantener el rescoldo de una sociedad agraria, estabilizada, más bien estancada, con un concepto de trabajo agrícola de supervivencia y de escasa productividad. Ya se percibían los miedos a la nueva civilización. La ola del cambio acabaría invadiendo también a esta sociedad.

En una zona de muy escasa productividad, situada al oeste del término de Villa del Prado, entre la carretera M-507 y el límite de la provincia de Toledo se promociona una macro urbanización que hoy llamamos El Encinar del Alberche. Se asienta sobre terrenos montañosos de encinares y jaras ocupando una superficie total de 292,42 hectáreas.

El primer Plan Parcial (1ª a 4ª Fases) fue aprobado por Coplaco en 1967, y el ampliatorio (5ª a 8ª fases) en 1971. La superficie dedicada a uso residencial es de 156,42 hectáreas. Resultan un total de 1.813 parcelas. Actualmente están construidas en torno a las 1.300. Las zonas verdes ocupan aproximadamente un 33% de la superficie de la urbanización.

Tiene abastecimiento de agua propio. Se eleva el agua potable desde la zona de captación junto al río Alberche hasta los nuevos depósitos con capacidad de 2.800 m3. Tiene una dotación de 5.082 litros por parcela con vivienda, es decir, 2,5 veces superior a la dotación prevista en el Plan Integral de Aguas en Madrid (PIAM).

Praderas de la urbanizaciónDispone de un amplio equipamiento deportivo. Moderno polideportivo con canchas de baloncesto, tenis, frontón, mini golf, golf, padel y piscina. Tiene una hermosa capilla para los servicios religiosos, Club Social y Club de Golf.

Su administración se desarrolla en régimen de Comunidad de Condueños (Comunidad de bienes) representados por una Junta de Gobierno. La Comunidad se hace cargo del mantenimiento de viales, servicios de agua, alcantarillado y electricidad. Tiene un Coordinador General, de quien depende un amplio equipo de mantenimiento y vigilancia.

Desde el año 2007 y por primera vez en su ya dilatada historia El Encinar del Alberche cuenta con representatividad en el Ayuntamiento de Villa del Prado con un Concejal independiente.

Las personas que han elegido este hermoso lugar para su primera residencia, unas 1000 personas, y cada día creciendo, disfrutan de un entorno natural y de una calidad de vida realmente envidiables.