Revestimiento de paredes exteriores I (piedra) Imprimir E-mail
Lunes, 04 de Abril de 2011 00:00

   
Revestimiento de paredes exteriores I (piedra)  El aspecto de las paredes exteriores de una vivienda, es responsable del aspecto que tenga la misma. Para mejorar estéticamente nuestras paredes exteriores, podemos recubrirlas con diferentes clases de revestimientos.

Los revestimientos de piedra natural son más aislantes y decorativos, y son los preferidos por su elegancia. Si deseamos que las paredes exteriores tengan un aspecto rústico, podemos decorarlas con piedra, ya sea natural o artificial, y en forma de plaquetas o cortadas en formas irregulares. Podemos lograr un revestimiento de paredes en cualquier estilo, rústico, clásico, etc.

Las piedras artificiales son adecuadas para revestir las paredes exteriores, ya que están confeccionadas con materiales que resisten las condiciones climáticas.

Hay una gran variedad de piedras para revestimiento de paredes, naturales o artificiales, cada una con sus ventajas y defectos. 
 

Revestimientos naturales:

• Lajas naturales: se presentan como piezas de piedra o como placas naturales. El espesor varía entre 2,5cm y 4cm, y pueden alcanzar tamaños de 70x60cm. Las lajas de sillar, son aquellas obtenidas de la piedra volcánica, en piezas o placas de variados tamaños. Difieren en que el sillar es una piedra más blanda, lo que permite cortarla con sierras especiales. Posee una textura diferente y es de color blanco o rosado.

Revestimiento de paredes exteriores I (piedra)• Enchapado de mármol: el mármol es un material clásico en el revestimiento. Si se mezcla con determinadas sustancias, produce diversas coloraciones. Pueden presentarse en forma de baldosas, o en plancha.

• Piedra de Vicenza: es una piedra arenisca, que permite diversos acabados. Puede pulirse, con lo que da una terminación brillante e impermeable.

• Pizarra: puede emplearse en forma de lajas, con lo que se consigue que parezca que todo el muro es de pizarra.

• Losa caliza: se presentan de dos tonalidades. Su acabado es muy elegante e higiénico.

Revestimientos artificiales:

• Enchapado de piedra artificial: dentro de las piedras artificiales tenemos las losetas de arcilla cocida. Este revestimiento se realiza aplicando piezas delgadas de cerámica, adheridas con un mortero a las paredes.

• Baldosín de gres: es un silicato de alúmina, con un punto de fusión alto, lo que le confiere resistencia al desgaste, los álcalis, sustancias grasas, y otros agentes.