Reparación de persianas Imprimir E-mail
Lunes, 28 de Febrero de 2011 00:00

   
Reparación de persianas Una persiana es un elemento mecánico que se coloca en una ventana al interior o exterior, para protegerla de la luz y el clima. Las persianas pueden ser de diversos materiales, madera, aluminio, PVC. También pueden encontrarse en diversos modelos. Presenta un doble movimiento de apertura y cierre, el sistema más común es de enrollado sobre un tambor superior. La persiana está compuesta por una serie de listones horizontales que le dan movilidad, que se juntan o separan para una mayor hermeticidad.

La persiana se mueve mediante una correa o cinta que se enrolla en un tambor superior y pasa por un recogedor inferior. Este sistema sufre deterioros con el uso, perdiendo eficacia, y en ocasiones se produce la rotura de la correa, lo que hace necesario el reemplazo de la misma.

Para la reparación de persianas, debemos contar con las herramientas necesarias, y una correa nueva de la misma medida que la que vamos a cambiar.

Reparación de persianasAntes de comenzar con el trabajo, debemos cerrar la persiana, para evitar que caiga durante la operación. Es conveniente que observemos cómo está armada la persiana, antes de desarmarla, de ser necesario, haremos un gráfico y tomaremos nota, para evitarnos molestias más tarde.

Lo primero slots online que debemos hacer para la reparación de persianas es abrir el cajón de la cortina, para ello retiramos el taparrollo. En el interior, está el eje que sostiene la cortina, le soltamos los flejes que aseguran la persiana, que generalmente está sujeta con tres clavos.

Retiramos la tapa del marco del recogedor, que se encuentra en la pared, fijado con tornillos, luego retiramos el recogedor y soltamos la correa del carrete hasta el final. Tiene un tornillo que sujeta la correa, fijamos el recogedor antes de quitarle el tornillo, pues de lo contrario, girará a gran velocidad. Quitamos la correa y liberamos el recogedor hasta que el resorte llegue al final, con cuidado de que no nos golpee.

Luego soltamos la correa de la parte superior, donde se enrolla, y eliminamos el nudo que hace de tope. Colocamos la correa nueva en el sitio de la vieja, introducimos la correa en el disco y le hacemos un nudo igual al que tenía la cinta vieja. No debe sobresalir del nudo la correa.

Enrollamos la correa al disco y colocamos nuevamente los flejes de la persiana. Verificamos que la correa mueva a la persiana.

Reparación de persianasColocaremos ahora la correa en el recogedor, pasándola de modo que quede derecha, para ello debemos colocar el recogedor en posición, para que la cinta entre del mismo modo que sale.

A 1cm del final de la correa, realizamos una perforación para pasar el tornillo. Enrollamos el enroscador en sentido horario, con cuidado que no se desenrolle, al llegar al tope, lo fijamos con el tornillo. Colocamos el recogedor en el hueco y lo atornillamos.

Antes de colocar nuevamente el taparrollos, verificamos el correcto funcionamiento de la persiana.