Reparar cristales rotos y resquebrajados Imprimir E-mail
Lunes, 03 de Enero de 2011 00:00

  Reparar cristales rotos y resquebrajados 

 En ocasiones, fruto de un accidente, los cristales de nuestras casas pueden resquebrajarse y ser necesario su cambio o reparación. Sin embargo hay ocasiones en las que el cambio puede que no compense, por ejemplo si se trata de un cristal de grandes dimensiones que se ha resquebrajado y se encuentra en un lugar no muy visible podemos optar por una solución más barata, pegarlo nosotros mismos.

El proceso de pegado de vidrio es muy delicado porque el encolado siempre se notará debido a la transparencia del cristal. No obstante el cristal se puede pegar con un pegamento cianoacrilato o con pegamento epoxi, siendo los pegamentos más eficaces los que se endurecen al recibir los rayos ultravioleta procedentes del sol.

Lo primero que hay que hacer es limpiar los trozos a pegar con tricloroetileno y extender una capa fina de pegamento sobre los bordes a pegar. Una los diferentes trozos del cristal y sujételos con papel adhesivo o celo para evitar que se muevan mientras se está pegando. Por último déjelo secar a la luz del sol para que el propio pegamento se endurezca el recibirla.