Cabecero de cama Imprimir E-mail
Lunes, 29 de Noviembre de 2010 00:00

  Cabecero de cama 

 

En ocasiones, los tradicionales cabeceros han sido totalmente eliminados, en otras sus dimensiones han sido reducidas notablemente e incluso hay una tendencia a volver a poner de moda la forja.

Si a lo que a uno le gusta es huir de los convencionalismos y pretende ser original, a continuación se le ofrece una idea para elaborar su propio cabecero, totalmente único.

La propuesta consiste en utilizar una barra de cortina y colgar de ella, uno, dos o tres grandes cojines que serán los que hagan de respaldo. Debe escoger una barra de cortina de forja o de madera que incluya los remates de los extremos para que estéticamente sea más llamativa. Naturalmente, la barra de cortina deberá de tener las mismas dimensiones que la anchura de la cama y los remates sobresaldrán ligeramente de dicha anchura.

Atornillando los soportes de la barra a una altura de unos 60 ó 70 centímetros de la cama puede ser suficiente. Pero para determinar exactamente la altura que más le conviene haga lo siguiente: siéntese en la cama con la espalda pegada a la pared, marque esa altura y añada 5 ó 10 centímetros más. Esa será la altura a la que debe colocar la barra.

Cabecero de camaEn función de la distancia que haya de la barra a la cama deberá escoger el tamaño de los cojines que colgarán de la barra. Bien elija colocar un único cojín o se decida por instalar dos o más, es fundamental que cubran todo el ancho de la barra y la altura desde ésta hasta la cama.

Una vez que tenga el cojín, probablemente habrá necesitado llevarlo a un tapicero, cuélguelo de la barra utilizando los lazos o los botones que le habrá encargado realizar al tapicero o que uno mismo puede elaborar a posteriori.