Cómo evitar que se congelen las tuberías Imprimir E-mail
Lunes, 01 de Noviembre de 2010 00:00

  Cómo evitar que se congelen las tuberías 

En nuestra urbanización es posible que el agua se congele en las tuberías. Salvo grandes heladas esto no suele suceder en casas en las que se está viviendo habitualmente, sin embargo en segundas viviendas y en lugares de los que nos vamos a ausentar durante prolongados espacios de tiempo, nos podemos encontrar a la vuelta con las tuberías rotas porque han estado congeladas y la dilatación del agua al congelarse las ha agrietado.

Si tenemos algún sanitario, fregadero u otro sistema con desagüe en el jardín o en el exterior de nuestra vivienda, es posible que los sifones que no estén aislados, se congelen. En estos casos es recomendable echar sal gruesa por los desagües de los sanitarios, evitando así que el agua de los sifones se congele.

Sazonando de esta manera las tuberías logramos otro efecto al margen del propio de anticongelante, el de eliminar los malos olores que se producen como consecuencia de todo estancamiento.

Así que con la llegada de las primeras heladas en este invierno es recomendable salar bien todos los sifones, especialmente los expuestos a la intemperie.